adopta

La mejor forma de salvar una vida es la adopción, un pequeño que no tiene nada pasará a formar parte de tu vida, es un proceso bonito y un gesto admirable, pero antes de tomar esa decisión hay que tener en cuenta que no cambiará la vida solo del animal sino también la de vuestra familia, por lo que todos los miembros deben estar de acuerdo, y ser conscientes de los gastos y responsabilidades que conlleva tener un peludo en casa: alimentación adecuada, veterinario, cama, plato para la comida y la bebida, correa, collar, juguetes, elementos de higiene, etc.

Una vez que estáis todos de acuerdo, es el momento de buscar el animal que más se adapte a tu familia.

Los cachorros son adorables pero requieren mucho más tiempo y esfuerzo. Algunas veces darles de comer, el ruido por las noches y los problemas que conlleva la educación (pipís, etc.).

Con un adulto ahorras muchos de los inconvenientes de los cachorros y ellos también necesitan un hogar. Se habitúan más rápidamente a su nueva familia, en algunas ocasiones cuentan con una educación, por lo que no debes empezar desde cero. Pero sobre todo, al ser adulto puedes conocer el carácter que tiene.

Para que nuestro compañero sea un animal feliz y equilibrado, es necesario proporcionarle la actividad, tanto física como mental, que necesita diariamente. Por lo que debemos tener en cuenta nuestra edad, forma física y nuestro nivel de energía, para que sea compatible con la de nuestro compañero.

Los animales de compañía cubren importantes necesidades en las personas, ¿estás dispuesto a cubrir las suyas?

Hay muchos sitios para adoptar, puedes acercarte al centro de recogida de animales más cercano a tu localidad, o mediante asociaciones protectoras. Nosotros también podemos ayudarte y asesorarte, y estaremos encantados de atender todas vuestras dudas.